logo gris horizontal

Miedos más comunes al comenzar una marca personal y como superarlos

Todos hemos escuchado, aunque sea una vez, el susurro de aquellos “monstruos mentales” que nos hacen pensar más de la cuenta. Después de todo, somos humanos y el miedo es parte nuestra biología.

miedos mas comunes al comenzar tu marca personal y como vencerlos

En este artículo veremos

Todos hemos escuchado, aunque sea una vez, el susurro de aquellos “monstruos mentales” que nos hacen pensar más de la cuenta. Después de todo, somos humanos y el miedo es parte nuestra biología.

Pero, si queremos avanzar en la consolidación de nuestra marca personal, ese miedo debe ser controlado y superado. Sólo así le veremos frutos al proceso de construcción pública de nuestra imagen.

En el post anterior, te explicamos las ventajas de un manejo eficiente de tu marca personal y comercial, por lo sería bueno que echaras un vistazo antes de continuar.

Si tienes miedo, no es el fin del mundo. Partamos por reconocer su existencia, concientizar y reflexionar sobre lo que puede hacerle a tus proyectos. Sin duda, podría hacerte cometer errores, caer en retrasos  y hasta abandonar tus proyectos. Incluso, podrías perder oportunidades se presentan una vez en la vida. 

¡Ya nosotros pasamos por esto y queremos ayudarte en este sentido!

El primer paso, es reconocer que tienes miedo y explorar sus orígenes desde una dimensión subjetiva. Luego, tocaría hablar sobre esto sin tapujos, informarte y superarlos.

A pesar que los miedos obedecen a un origen muy personal, algunos temores son comunes y frecuentes en las personas que se proponen construir una marca personal.

¿Es normal sentir miedo al comenzar una marca personal?

No sólo miedo, también algo de ansiedad e incertidumbre. Después de todo, se trata de algo importante para ti.

Comúnmente, estos miedos parten de la necesidad de un retorno rápido, equitativo y justo de la inversión realizada, en términos de tiempo, dinero y esfuerzo para lograr la visualización de tu trabajo.

Esta incertidumbre aumenta con la presencia de haters y cambios constantes en las políticas de la redes sociales, empresariales y financieras.

La experiencia te hará ver que el conocimiento y la información es importante para “desbloquearte”. Sin embargo, una actitud atrevida que te lleve a dar el 100% de tu potencial, aun en momentos en los no estés muy seguro de nada, resulta clave en la construcción de tu marca personal. En resumen, la combinación de estos factores son importantes en todo momento.

Te dejaremos algunos tips para superar los miedos más comunes al comenzar una marca personal. 

Pasos para superar los miedos al comenzar una marca personal. 

1.    Debes dar el siguiente paso

El emprendimiento no sería tal, si te quedas en el espacio de confort y facilidad en el que has estado por mucho tiempo. 

Esto es frecuente cuando se tiene un empleo estable.  Surge el temor de perder “algo bueno”y todo lo que ya conoces, por ir detrás de algo soñado pero inseguro. En este caso, muchos ya están acostumbrados a un horario fijo, a días libres previamente definidos, a seguir órdenes y a recibir pagos. 

Sin embargo, cuando se trabaja para establecer una marca personal, se necesita dar más de lo acostumbrado. Sólo así ganarás mejor reputación.

La imagen que construyas debe ser sincera y cónsona con los principios de la marca personal. 

En este sentido, una de las metas más importante es inspirar a inversionistas y el flujo de comercio; industria y leads con trabajo duro, una actitud investigativa y con metas escalables.

2- No le prestes atención “al qué dirán”

Nunca faltarán las personas que se burlen, renieguen o quieran desestimar tus ideas. Este ha sido el dulce tormento de la mayoría de los genios.

Grandes íconos como Albert Einstein y Benjamín Franklin, y otros personajes contemporáneos, como Michel Jordan y Oprah Winfrey, fueron cuestionados en sus inicios.

Sin embargo, todos siguieron adelante e hicieron que, públicamente, sus detractores se les unieran.  Michel Jordan y Oprah Winfrey constituyen ejemplos de marcas mundialmente reconocidas.

Este tipo de personas están conscientes de que las ideas irreverentes son las que cambian el funcionamiento del mundo y en que las primeras etapas, habrá resistencia, desinterés o burlas.

Por eso, no tomes las críticas como algo personal (así lo sean) y solo toma lo que te pueda servir para mejorar. De hecho, los hater siempre estarán allí (en el espacio virtual y en los reales) por lo que tendrás que convivir con ellos y no prestarle mucha atención.

 3- ¡Toma el toro por los cuernos!

La frase: “A más poder, mayor responsabilidad” no es exclusiva de los cómics. En la medida en que tu marca personal gane reconocimiento, se te presentarán oportunidades para generar alianzas, acuerdos y compromisos.

En la medida en que a veces, contraerás obligaciones financieras, legales, jurídicas y penales. Si ya estás en este nivel, excelente, vas por buen camino. No hay nada malo en ello y no debes salir corriendo despavorido. Estos procesos son necesarios para hacer crecer tu negocio.

El asesoramiento es un factor clave en esta etapa.

Los negocios son construidos desde las relaciones personales, por ende, siempre debes estar rodeado de gente con mayor experiencia que tú y por tus referentes de éxito. Además, la palabra firme y confiable y la capacidad de honrar compromisos te harán un socio deseable.

Con el tiempo, las tareas procedimentales podrán ser delegadas para ocuparte de las labores sustantivas por completo.

 4- Miedo sobreexponerse en las redes sociales

Hacer una marca personal implica conocerte mejor y dejar que te conozcan. No se trata de un asunto formal. Simplemente, necesitarás de una conexión real con las personas para que puedan empatizar, confiar en ti y en lo que haces.

Por ende, no escatimes esfuerzo en compartir tus conocimientos, tus dudas, motivaciones y tu evolución personal. No se trata de mostrarte débil, sino de promover voluntad de realizar cambios por el bien de tu público.

En ese momento, resulta clave precisar tu historia de vida. Esta historia no tiene que ser compartida de un solo golpe.

Te ponemos un ejemplo de la vida cotidiana. Si conoces a alguien que te guste o te caiga bien, ¿le contarías toda tu vida de una vez?… pues, no lo creo. Por esta razón, las historias son compartidas en la medida que construyen vínculos de confianza, en contextos pertinentes y con una motivación legítima.

En ende, hay trabajar en mostrar, naturalmente, estos contextos y motivaciones que conduzcan a historias bien estructuradas, usando palabras, imágenes, videos y otros recursos. 

Recuerda que tú tendrás el control absoluto de lo que quieres mostrar. Nadie podrá obligarte a lo contrario.

 

5- No escondas tus intenciones

Si tu marca personal tiene el fin de catapultar tus negocios, buscar patrocinio y cumplir metas personales ¡No tengas miedo en decirlo! La sinceridad es bien valorada; es la base para construir un perfil claro de ti mismo ante público.

Por ejemplo, Luis Villar es uno de los influencers más grandes del mundo, famoso por sus producciones en la categoría travel. Y si no te suena conocido este nombre, es porque su marca personal “Luisito Comunica” es más grande que él mismo.

Aun así, Luis Villar no tiene problema en hablar de sus ambiciones y el manejo de su dinero con las mismas personas que lo siguen. Usa lo generado en su cuenta principal para invertir en empresas conexas (restaurantes, tiendas de ropa, productos, empresas de telefonía, etc.). Y las personas lo apoyan.

Mostrar claramente lo que quieres hacer, lograr y dejar como legado (sin necesidad de ser tan rebuscado), son estrategias importantísimas para crear una cultura de marca.

Tu cultura de marca está ligada a tus valores, estilo de vida, percepciones y posturas que, a su vez, son compartidas con tu público y concretadas con la acción de uso y consumo de productos y servicios.

6-  Tengo miedo de hablar en público

Independientemente de las plataformas utilizadas o de cuál es tu favorita, las personas querrán escucharte y verte. Esto podría ser el mayor terror de algunos. Las frases más comunes son: no me gusta verme en cámara, no me gusta mi voz, me vería ridículo haciendo un directo, no sé qué decir.

Hay muchas estrellas que han construido un imperio, sufriendo de miedo escénico.  Entre ellas destacan la cantante Aitana, Pastora Soler, Robbie William, Adel, Bruce Willis, Julia Robert y muchos más. Estos ejemplos dejan claro que:

  • No siempre será necesario que te expongas directamente al público. Identifica cuál es la mejor forma para expresarte y hazte un crack en ello.
  • Explícale a tu público tus limitaciones en la comunicación.
  • Diversifica tus formas de expresión en la construcción de una imagen pública.

7- No me gusta vender

Si piensas que vender es un acto incómodo, invasivo y fastidioso, lo mejor es que no hagas una marca personal, dedícate a otra cosa.  La finalidad de tu marca es precisamente vender;  y no tiene que ser, para nada, como lo descrito.

Normalmente, las personas con este miedo asocian, de manera inconsciente, su trabajo al estilo de venta “puerta a puerta”. No nos referimos a personas desconocidas que llegaban a nuestros hogares,los domingos en la mañana, a tratar de venderte cualquier cosa usando un discurso largo y un poco enredado. 

¡No es para nada parecido!  Las redes sociales han cambiado esta dinámica. Por lo siguiente:

  •  No tocas “las puertas” de las personas. Las personas vienen a ti por el valor de tus contenidos.
  • Las personas no compran un producto.Ellas empatizan con la cultura y estilo que promueves.
  • Las personas no son obligadas a atenderte-  Les interesa leer, compartir, actualizarse y saber más sobre tí porque le pareces interesante y prometedor.
  • No trata de hacer una transacción. Se trata de reconocimiento del valor humano.
  • La construcción de una marca personal es continuo y permanente. Va más allá de un domingo en la mañana.

8.  No me gusta competir

El concepto de “nicho” ha llevado a generar tantas alternativas para desarrollar el potencial de tu empresa, que pocas veces se compite. Más allá del rubro, el éxito depende del tipo de público a quien deseas llegar, su ubicación, necesidades específicas, modelo de atención y gestión empresarial.

Por ejemplo, casi todos los países tienen cadenas de farmacias nacionales o multinacionales, con todas las ventajas que ello implica. Sin embargo, aún existen las pequeñas boticas y farmacias con una afluencia de clientes considerable que prefieren sus servicios.

Por lo general, estos clientes buscan un trato más directo, productos y preparaciones artesanales u orgánicas, una ubicación más cercana, mejores precios en algunas líneas de producto, menos filas al momento de pagar y otros factores de interés.

No tendría caso que una pequeña farmacia compitiera por ser más grande, automatizada y con mayor alcance. Pero sí valdría la pena explorar el y llegar a los clientes a través de un potencial distinto.   

 

 

 

 

I 7 errori comuni presenti nei siti web che ti fanno perdere clienti

Los 7 errores más comunes en un sitio web de pyme y cómo solucionarlos

Suscríbete a la newsletter

web responsive

¡Entra aquí y calcula el precio de tu web!

Our time: 6:19pm CET
solicita una auditoria web gratis nuvolab studio

Agenda tu sesión de consultoría web gratuita